Seleccionar página

¿Quieres olvidar un amor imposible? Como ya sabes, este tipo de amor nunca puede convertirse en una relación estable, ya sea por diversas situaciones como que el ser amado ya tenga una pareja u otras situaciones personales.

Este tipo de amor causa el dolor más profundo y, a veces, es el más difícil de olvidar porque se ha idealizado.

¿Por qué es difícil de olvidar?

Es difícil superar un amor imposible porque has creado expectativas, ilusiones o sueños en torno a una persona amada. Tus sentimientos se vuelven más fuertes que la realidad de una relación que no funcionará.

De una forma u otra, nunca olvidamos los amores imposibles. Nos dejan grandes marcas, precisamente porque no han alcanzado un pico ni se han extinguido: el ideal de la relación nunca se ha roto.

7 Estrategias para superar un amor imposible

Incluso cuando es difícil olvidar un amor imposible, si puedes procesar tus sentimientos y dejarlo de lado para que puedas avanzar. Estas son 7 sugerencias para hacer esto.

Define qué lo hace un amor imposible

Hay una gran diferencia entre un amor difícil o problemático y un amor imposible. Lo último no es posible. El ejemplo más típico, que también conlleva los problemas más emocionales, es el del amor no correspondido. Tal vez sería mejor decir que esto es cuando una persona ama y necesita a la otra, pero la otra no siente lo mismo. El amor verdadero es siempre mutuo.

Por supuesto, puedes intentar que alguien salga contigo que no muestre interés al principio. Sin embargo, es importante entender que hay un punto en el cual es necesario aceptar cuando una relación no tiene futuro. Lo mismo se aplica a otras imposibilidades que tienden a tener lo mismo en común: uno ama y el otro no. Si el sentimiento no es mutuo, no es posible.

Examina tus fantasías sobre el amor

A menudo es difícil superar un amor imposible por las fantasías que se han convertido en parte de nuestra cultura. Por ejemplo, el «alma gemela» o el «amor de tu vida». Estos estereotipos alimentan la idea de que hay una persona que está «destinada» a ser nuestra pareja.

Aunque es una idea encantadora, no pertenece a la realidad. Los seres humanos tienen la capacidad de amar incondicionalmente. Cuando tienes una relación que llega a su fin, obtienes experiencia y sabiduría que permite que tu próxima relación sea aún mejor.

Siempre podemos volver a empezar y todas las experiencias nuevas pueden ser mejores que las anteriores. En realidad, con el tiempo aprendemos a amar más generosamente y con más tolerancia cuando no estamos atados a sueños imposibles que a veces tenemos.

Reconoce los aspectos negativos

Enamorarse (que es diferente a amar) a menudo nos hace idealizar personas y situaciones. En algunos casos, asignamos atributos a las relaciones que realmente no tienen, o que solo tienen un poco. Para superar estas construcciones mentales, es importante que también miremos los lados negativos de una relación.

¿Qué defectos tiene esa persona que crees que amas? ¿Hay o hubo algo insatisfactorio en la relación? ¿Puedes pensar en cómo aparecerían estas deficiencias y errores en la relación en 10 años? Estas son preguntas que es importante hacerse y tratar de responder con total honestidad. Es posible que al final tu perspectiva sea más realista.

Acepta que es hora de avanzar

Este es el paso más difícil. Se ha demostrado que cuando una persona quiere estar en una relación y no es posible, produce reacciones similares a las que tienen los adictos cuando sufren síntomas de abstinencia. El malestar emocional, o incluso el malestar físico, a veces se vuelve difícil de soportar.

Al igual que en la adicción, lo más difícil de aceptar es que existe una dependencia que causa un profundo sufrimiento y un sentimiento de impotencia.

Parece fácil de admitir, pero no lo es. A veces somos capaces de inventar historias y racionalizar cualquier excusa para no aceptar que, de hecho, somos víctimas de la dependencia. Ser capaz de aceptar esto es el paso más importante. Te ayuda a enfocarte y aclarar qué pasos seguir.

Deshazte de todos los recuerdos

Después de aceptar que es hora de dejar atrás ese amor imposible, el siguiente paso es comenzar a cortar los lazos que quedan. Esto significa no llamar, no intentar volver a encontrarse, distanciarse de sus amigos y cualquier otra cosa que te ayude a romper esos lazos que tienes con esa persona. También, sería conveniente romper tu conexión con esa persona a través de las redes sociales.

En la misma línea, es necesario deshacerse de los recuerdos. Eliminar fotos, tirar regalos. Si no estás listo para decirles adiós, simplemente júntalos y guárdalos en un lugar al que sea difícil acceder. Si eres más firme en tu resolución, rompe todo. Es una forma de disolver y cortar la presencia de ese amor imposible.

Cambia tu rutina y prueba algo nuevo

Es hora de empezar de nuevo. Tu amor imposible probablemente ocupó mucho tiempo, días, incluso años. Dejarlo ir no será fácil en absoluto. No obstante, si decides hacer un cambio, poco a poco todo se volverá más fácil para ti.

Seguramente hay cosas que siempre has querido hacer, y por una razón u otra lo has postergado. Ahora es el momento de comenzar a marcar tu lista de «tareas pendientes».

Decir adiós para siempre es también un momento en el que puedes obligarte a hacer cosas nuevas o ver lugares nuevos. Viajar siempre es una excelente alternativa. ¿Por qué no lo intentas? También vale la pena explorar tus habilidades, inscribirte en una clase que te permitirá conocer gente nueva o probar un pasatiempo interesante. La vida continúa, y hay miles de cosas que hacer.

Dale tiempo al tiempo

El amor imposible casi siempre echa raíces muy profundas y olvidarlo es algo que nunca podrías hacer de un día para otro. Requiere determinación, coraje y carácter. Va a ser difícil y habrá pequeños contratiempos, pero el tiempo te ayudará a crecer.

Si te queda claro que no puedes seguir alimentando un amor que no puede ser, y si decides cortar todos los lazos con tu ser amado y comenzar de nuevo, gradualmente encontrarás que esa persona comienza a ocupar un espacio diferente en tu cabeza y en tu corazón.

Progresivamente sentirás mayor paz en tu alma. Descubrirás que
has aprendido y crecido mucho en el proceso de amar y dejar ir.

Los limites del amor

Nos educan para creer que el amor todo lo puede, y nos cuesta aceptar la idea de que existen límites o que a veces no tenemos otra opción más que aceptar la pérdida. Renunciar a cosas imposibles es algo que debemos hacer a diario, y con respecto al amor no puede ser menos.

Lo maravilloso es que al encontrar los límites de tus propias posibilidades y aceptarlas, también das un paso firme para convertirte en mejor persona.

Todo lo que vives vale la pena. Incluso esas frustraciones que te lastiman tanto más tarde se convertirán en la semilla de tus mayores logros.

Si quieres conocer más consejos para olvidar un amor, te recomiendo que vayas a la página principal de olvidarunamor.com